Misas de Aguinaldo

La llegada de las misas de aguinaldos a América Latina fue a través de los miembros de la Iglesia por los Obispos y Sacerdotes de la Península hispánica y de las Islas Canarias. De hecho, historiadores hablan de la influencia de la Iglesia hispánica en nuestras comunidades eclesiales: no sólo para la Navidad, sino también para la Cuaresma y otras fiestas del Señor y de los santos. Aquella devoción a la “expectación de María” muy común en España no dejó de manifestarse en nuestras comunidades.

Las “Misas de aguinaldo” se suelen celebrar en horas de la madrugada. ¿Por qué? Una de las razones es de carácter funcional, el “ayuno eucarístico” implicaba que luego de la medianoche y hasta el momento de la comunión no se podía ingerir alimento alguno. De allí que a lo largo del año, las celebraciones eucarísticas solían ser “tempraneras”. Esto hizo que en tiempos fuertes se organizaran durante las tardes actividades paralitúrgicas, como las procesiones y vigilias. En la preparación a la Navidad, estas Misas de Aguinaldo se celebraban en horas de la madrugada para que quienes trabajaban en el campo o en lugares alejados del pueblo pudieran participar en ellas. Al terminar, quienes permanecían compartían algunos alimentos.

La segunda razón es de carácter teológico-litúrgica. Se acercaba el día de la llegada del Mesías, la Navidad. La madrugada simbolizaba teológicamente ese momento de cercanía. Estaba por llegar y comenzaba a sentirse los primeros rayos del alba o de la luz del día. La madrugada era tomada como el símbolo, entonces, de la inmediata cercanía del nacimiento del Niño Dios. Por otro lado, nos habla del sentido de preparación que implicaba lo que se celebraba. La invitación a estar preparados, como quien se prepara para la llegada del sol, del nuevo día. No olvidemos que esta imagen fue altamente desarrollada por la Liturgia de la Navidad. Madrugamos para celebrar la Misa con la actitud de quien aguarda o espera la casi inmediata llegada de Cristo, siguiendo la invitación de la parábola de las vírgenes prudentes (cf. Mt 25,1-13). Se denominan de “Aguinaldos” por los cantos religiosos (villancicos) que se entonan.

Felices Fiestas tengan todos…

Carrito de compra